Leccion 8
La Iglesia

EL NUEVO CARÁCTER DE LA IGLESIA

LECTURA BÍBLICA: HECHOS 2:5-8

TEXTO PARA MEMORIZAR: HECHOS 1:5

La bendición de Pentecostés, es una inversión de lo que ocurrió en la torre de Babel. En el relato del Génesis las lenguas humanas fueron confundidas y las naciones dispersadas; En Pentecostés, Jerusalén, las barreras idiomáticas fueron vencidas en forma sobrenatural como signo de que en adelante las naciones serían reunidas en Cristo, prefigurando la compañía de los redimidos, tomadas estos de todas las razas, tribus, pueblos y lenguas. En Babel se intentó subir al cielo con soberbia, en Jerusalén el cielo desciende a la tierra. Dios descendió sobre ellos (120). Su venida precedida de tres señales: un estruendo, una aparición y lenguas extrañas; eran sobrenaturales representando el nuevo carácter de la Iglesia. El viento simbolizando el poder. El fuego simbolizando la pureza (como el carbón encendido sobre Isaías) y las lenguas, tipificando la universalidad de la Iglesia con su carácter multirracial, multinacional y multilingual. La Iglesia sin el Espíritu no tiene vida. Y había llegado, el don, el bautismo, el poder y la plenitud del Espíritu Santo al Pueblo de Dios.

1. LA GLOSOLALIA

No fue un acto de embriaguez, ni expresiones incoherentes; fue un fenómeno auditivo. Fue una capacidad de hablar sobrenatural. Hubo asombro por el contenido, no por el medio usado para la comunicación. El milagro de Pentecostés fue el medio en el cual se expresaron los 120. En la glosolalia a “el hablar en lenguas” es como señal de bautismo del Espíritu Santo, o como don y dirigido a Dios en un lenguaje devocional que edifica la vida del creyente. Es una manifestación del don como una profecía dirigida por el Espíritu.

HECHOS 19:6
HECHOS 10:45-47
1°CORINTIOS 14:4

2. EL FUEGO DE PENTECOSTÉS

La Iglesia comenzó con hombres incandescentes; la llama de Dios vino a ser la llama en corazones humanos. La iglesia comenzó con un avivamiento y está terminando en liturgias estériles. Los hombres con el corazón puesto, al fuego de Pentecostés, son los necesarios para esta degeneración que amenaza a una iglesia de Cristo que sucumbe a los malos negocios (materialismo) Pentecostés es fuego, es dolor. El fuego de Pentecostés podrá apagar el fuego del infierno.

SAN JUAN 3:11
ÉXODO 3:2
ISAÍAS 6:5-9