Leccion 14
La Iglesia

LA IGLESIA Y SU ORDEN

LECTURA BÍBLICA: GÉNESIS 1:1-26

TEXTO PARA MEMORIZAR: SALMOS 27:4

El N.T es la constitución de la Iglesia y esta tiene indicaciones con respecto del orden del culto. La conformación de las primeras Iglesias mayoritariamente fue de esclavos; sus vestiduras eran distintas a las nuestras. Se reunían en las casas (casas-Iglesias) comían juntos; se lavaban los pies mutuamente y se saludaban con ósculo Santo. Los cultos de la Iglesia de Corintios estaban estructurada de alabanza, oración, predicación. (Cristo era el único objeto de su amor) El servicio público tenía un aspecto misionero y otro ceremonial, con el fin de celebrar la Cena del Señor, ya que, era para los bautizados. La oración se hacía de rodillas o de pie con las manos levantadas. Existían listas de oración, se oraba especialmente por los cristianos perseguidos; se intercedía por el desarrollo y expansión del Evangelio. Se oraban por los gobernantes. La oración modelo del Señor era guía para orar por hermanos descarriados y gobernantes. La Iglesia de los apóstoles difiere de las actuales. Ayer eran sencillas y llenas de Dios; hoy son estructuradas y llenas de programas y sin la Palabra de Dios.

1. ORACIÓN Y ENSEÑANZA

En Jerusalén Jesús convocó al primer culto de oración a la Iglesia primitiva, y fue un mandamiento a la espera del Espíritu Santo. Más tarde perseveraron orando por sus hermanos descarriados. La oración fue el corazón de la Iglesia primitiva. La enseñanza de las escrituras era práctica derivada de la sinagoga judía. Una vez leído las escrituras venía el sermón. Hasta el día de hoy se realiza. La Iglesia de Berea se destaca en cuanto a que eran estudiosos. Aquila y Apolo tenían el don de la enseñanza y fueron los maestros a los recién convertidos.

SAN LUCAS 24:49
HECHOS 13:15-41
HECHOS 17:11-12

2. UN DIA ESPECIAL

El pagano Plinio, gobernador de Bitinia escribió en el año 112 D.C “Tienen la costumbre de reunirse cierto día establecido para cantar un himno a Cristo como Dios”. Este “día” está referido al primer día de la semana (domingo) el día del Señor, de su resurrección. Justino Mártir, padre de la Iglesia primitiva (105-106) escribió “Y en el día llamado Domingo todos los que viven en la ciudad o en el campo se reúnen en un lugar y leen las memorias de los apóstoles, los escritos de los profetas en la extensión que el tiempo les permita” (tomado parcialmente de Fundamento Teológico Pentecostal I.BIDP) Página 121

SAN JUAN 20:1
HECHOS 20:7
HECHOS 2:26-47