Leccion 1
La Iglesia

INICIO DEL CRISTIANISMO

LECTURA BÍBLICA: GÁLATAS 3:6-18

TEXTO PARA MEMORIZAR: ROMANOS 4:22-23

Claramente, el inicio del cristianismo está ligado amalgadamente a la Iglesia judía por varias razones. Los judíos fueron testigos de la primera predicación del evangelio a los gentiles. El padre de las misiones, Pablo, era judío. Este apóstol tenía su autoridad ministerial más alta en la Iglesia de Jerusalén. Los judíos hicieron posible la integración y participación de los gentiles en la Iglesia naciente. La raíz histórica-teológica está pronunciada a Abraham “Serán benditas en ti las familias de la tierra”. En el A.T los judíos no alcanzaron la promesa porque la buscaron por la ley. En el N.T la bendición, que era para los judíos llega por medio del evangelio a todas las razas, al igual que Abraham, que es el padre de todos los que hoy formamos la iglesia. Otra promesa fue dada al remanente fiel, a pesar de las continuas infidelidades de su pueblo. Serían núcleo de una nueva comunidad conservándola para el plan inicial. Había un nuevo pacto, la bendición más hermosa: Jesucristo, y el testimonio de su iglesia. El día de Pentecostés, es otra promesa divina, “Derramaré de mi Espíritu” Pentecostés es el día del nacimiento de la iglesia. El A.T presenta elementos del proyecto de Dios.

1. DECLARACIÓN DE JUAN EL BAUTISTA

Con la declaración de Juan el Bautista “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” Sentó las bases para la redención del mundo. Juan lo presenta como el que “es antes de mi” aunque él nació antes que Jesús. El mensaje de Juan es demandante “arrepentíos y convertíos”. Es una propuesta distinta a la religiosidad de la época del Bautista. El camino estaba preparado para la nueva comunidad, en donde su Dios llevaría su plan redentor. Fue tal la presentación que sus propios discípulos siguieron a Jesús hacia el núcleo con la cual se fundaría la Iglesia..

SAN MATEO 3:1-5
SAN LUCAS 3:13-18
SAN JUAN 1:34,35-42

2. EL SACRIFICIO EXPIATORIO COMO FUNDAMENTO

Jesús hizo lo que el pueblo judío no hizo; Cumplir la ley. Cumple la demanda del sacrificio por el pecado llevando la maldad del hombre en su calidad de Cordero de Dios, para así proyectar la luz del Evangelio. Así Jesús cierra las puertas de la ley y abre las puertas de la Gracia. Jesús coloca el fundamento de la Iglesia en su sacrificio expiatorio en la cruz. Su Resurrección como signo de complacencia por nuestra justificación. Su ascensión para cumplir la función del único mediador. Su Espíritu Santo como Señor y canal para predicar el mensaje de su evangelio.

GÉNESIS 22:7-18
HEBREOS 8:8-13
SAN MATEO 28:18-20