Leccion 18
Mayordomia

LA ADMINISTRACIÓN COMO MAYORDOMÍA

LECTURA BÍBLICA: 2°TIMOTEO 3:15-17

TEXTO PARA MEMORIZAR: 1°CORINTIOS 5:11

Las escrituras son la declaración fundamental para establecer propósitos, planeamiento, misión, visión y valores. Es por ello que el modelo de administración debe ser revelación de Dios para su dirección; toma de decisiones, metodologías, metas. Las escrituras son la plomada en la administración. Pablo señala, que las escrituras fueron dadas para nuestra enseñanza. La mayordomía es una dimensión ampliada de administración cristiana, que enfatiza a uno en quien se confía responsabilidad y resultados de ésta, es decir, debe rendir cuenta. El rendir cuenta a quien puso en nuestras manos sus posesiones. Debiera impactarnos tan increíble tarea, a los administradores se les exige que sus planes queden bajo el valor de lo que Dios ha depositado en sus manos. El mayordomo ha recibido la administración de su pueblo; mensaje y ministerio, la cual exige máximo servicio, profunda entrega, ya que, es un don espiritual dado por el Espíritu Santo, es parte de la misión transformadora. Es pastoral (al cuidado superior) Esencialmente guiada con humildad y servidumbre y una relación de confianza, que son los valores del carácter de Cristo

1. ES UN DON ESPIRITUAL

Los dones en la Iglesia no solo están para demostrar la presencia de Dios o la exaltación a los milagros, cumple una función pastoral en unidad, compartiendo el trabajo en un solo cuerpo con individuos preparados para el servicio dependiendo éstos, no de la capacidad y talentos propios; sino de quien proviene los dones. La Iglesia ha recibido dones distintos y uno de ellos es la administración que tiene implicancia directa con la vida eterna desde el momento que rendimos nuestras vidas a Cristo.

ROMANOS 12:6-8
1°CORINTIOS 12:7-11-27-30
EFESIOS 4:11-16-28

2. ES UN SERVICIO

Una posición de Señorío en la administración es desconocer o despreciar los conceptos que entregó Jesús a sus discípulos. La dictadura sobre los seguidores es una contraposición a servir con humildad. Se administra desde una relación no una posición. Siendo ejemplo como guía, no dictando edictos. No se debe buscar que le sirvan; ha de servir como siervo, con espíritu humilde considerando siempre que todo es de Dios y proviene de él.

NEHEMÍAS 4:1
GÉNESIS 2:15
NEHEMÍAS 5:16