Leccion 15
Mayordomia

EL EJEMPLO DE NEHEMÍAS

LECTURA BÍBLICA: NEHEMÍAS 4:13-23

TEXTO PARA MEMORIZAR: NEHEMÍAS 6:15-16

Por vocación; constructor. Su vida es inspiradora. Su expertiz para dirigir. Su pasión loca lo transformó en un organizador de primera línea. Dirigente motivador. Tenía un celo personal (no fanatismo ni violencia) Él dijo: “Me deleito en honrar tu nombre” Tenía un compromiso pastoral; expresaba su amor a su prójimo compasivamente. Era un gran servidor social. De práctica sabiduría, hábil director de una gran empresa: La reedificación del muro. De copero real a organizador y supervisor. Un dirigente notable. Apoya el descontento y el deseo de huelga de la fuerza laboral. Reedificó el muro en ruinas de Jerusalén en cincuenta y dos días. Restauró la adoración a Dios, la observancia del día de reposo. Fundó la vida corporativa de su nación. ¡Qué maravilla de dirigente! ¿Cuál era la fuente de su sabiduría y pasión? Su Dios trascendente. Su auto sustentador eterno. Grande y admirable, temible. Señor de la historia. Su Dios clemente y compasivo. Para Nehemías Dios era la más sublime y encomiable de todas las realidades. Hombre de convicciones que puso su vida en riesgo.

1. LLAMADO DE DIOS

La biblia tiene las reglas generales enmarcadas en límites. Lo que debo y no debo hacer para servir a los pecadores. Dios busca un corazón renovado, más que una carga de preocupación. El llamado de Dios no está en la mente del candidato, suele estar en dones particulares y en el cuerpo total. La oportunidad, es un factor gravitante en donde Dios toma el control. Dios confirma a Nehemías de una forma impredecible de que tenía que ir a Jerusalén a reconstruir los muros.

ÉXODO 36:1-2
NEHEMÍAS 2:1-5
ÉXODO 3:1-13

2. DIRIGIR ES UNA VOCACIÓN

Nehemías pasó de un trabajo de palacio a ser gobernador, edificador, agente motor, organizador y líder espiritual de Jerusalén ¿Cómo? Se presentó como siervo fiel consagrado y arrepentido. Sensible a la presencia de Dios y a recibir las instrucciones de su trabajo, en que atendería las necesidades que había allí. Su interés por la casa de Dios, y su profundo anhelo de promover la Gloria de Dios, descubre la vocación de dirigir la reedificación de Jerusalén.

EFESIOS 6:6
1°PEDRO 2:21-22
TITO 2:10