Leccion 10
Mayordomia

UNA MAYORDOMÍA CORRECTA

LECTURA BÍBLICA: 1°CRÓNICAS 29:1-29

TEXTO PARA MEMORIZAR: GÉNESIS 28:22

Dios es el dueño de lo material y de lo espiritual de nuestras vidas. La palabra diezmo significa literalmente la “décima parte” (En hebreo diezmo es maaser y en griego dekate). Abraham traza un paralelo entre su diezmo y la soberanía de Dios al entregar la décima parte. El no diezmar tiene consecuencias (pérdida de bendiciones) Las recompensas son bendiciones y alejan al devorador. Es un acto voluntario. Su propósito establecer la Iglesia y sostener a los ministros de tiempo completo. Los diezmos son traídos al alfolí y este tiene funciones específicas: Alimentar a la tribu de Leví, especialmente a los sacerdotes, pastores y misioneros. En el alfolí siempre había alimentos para alimentar las viudas y huérfanos de la ciudad. Al diezmar estás invocando a Dios para que te bendiga. Dios dijo que el diezmo es una expresión de dedicación que determina nuestra relación con él. El cristiano que no diezma no sabe nada de mayordomía o la quiere ignorar; y debe revisar con urgencia su estilo de vida.

1. UNA HISTORIA DISTINTA

C.T Studd un cristiano que recibió una herencia de su padre decidió invertir su dinero en Dios, porque no quería complicarse la vida. Le envió una suma a Hadson Taylor que estaba en el interior de China predicando. Otra a William Booth, fundador del Ejército de Salvación; la misma cantidad a D.L Moody que pretendió iniciar una obra en la India y finalmente con el dinero fundó el Instituto Bíblico Moody, en Chicago, EE.UU.

1°SAMUEL 2:30
SAN JUAN 12:1-3
SAN MATEO 26:13

2. ¿CÓMO ESTÁ TU MAYORDOMÍA?

Si pensabas que tan solo era lo moral, tu familia, tu honor, te equivocas. Dios te declara ladrón si no das lo que a él le pertenece. De él es todo, nada es tuyo. Revisa tus finanzas, ahora. ¿Qué haces con lo que no te pertenece? El que tiene el Espíritu Santo no se queda con lo que es de Dios. El diezmo es la décima parte de todo lo que ganares. Es grandioso cuando el pueblo de Dios abre el corazón a su creador como es maravilloso, que los recursos, sean administrados con temor por los mayordomos

LEVÍTICO 27:30
MALAQUIAS 3:7-12
SANTIAGO 5:1-6