Leccion 23
Gracia

LA GRACIA EXIGE COMPROMISO

LECTURA BÍBLICA: 1° CORINTIOS 15:9-11

TEXTO PARA MEMORIZAR: SALMOS 126:6

Es preciso señalar que la salvación jamás ha incluido realizaciones humanas o esfuerzos personales, heroísmo religioso y cualquier otro elemento subsidiario. Algunos círculos evangélicos enseñan en sus púlpitos diciendo “La fe que salva no incluye los términos de un discipulado, que son: amar a Cristo por sobre todo negándose a sí mismo” Es cierto, nada de esto te salva, ya que la gracia dice: No tienes que dar nada y pagar nada. Simplemente te apropias de lo que Cristo ha provisto. Ellos dicen: “No es nuestro compromiso o sometimiento que nos salva. No es lo que haga por Dios, es lo que Dios hace por mí. Los legalistas añaden algunas clases de obras como requisito, para ser salvos. Otros círculos todo lo cubren con la Gracia y la fe; y se han vuelto liberales; ya no hallan necesario congregarse, sacrificarse (Cristo lo paga todo, tengo que disfrutar mi libertad). Es por eso que hay muchos que se sirven de Cristo. Cristo para estos(as) es un “cajero automático”; un arregla problema “Jamás es su Señor”.

1. EL PRECIO DE LA GRACIA

Es la sangre de Cristo. De los cristianos ha de ser la gratitud, el amor, el sacrificar mi yo, el negarme a fin de agradar a mi Salvador. Jim Elliot, misionero norteamericano, sembró con su sangre el evangelio entre los indígenas Aucas de Ecuador. Estos eran caníbales y se lo comieron. No tengo nada que pagar, es cierto, pero esto no me priva de amar al que tanto me amó y amar a Cristo es: Obedecer. Él es mi señor. Estoy atado a él. Soy cargo para otros a fin de que el cielo sea satisfecho.

GÁLATAS 2:20-21 GÁLATAS 6:19 1° CORINTIOS 4:13

2. ¿VIVIR GRATIS?

El peligro de querer vivir gratis. Hoy se da a Dios las sobras de nuestro tiempo. Lo último de nuestro pensamiento. Asisto al templo cuando en mí agenda hay espacio. “El murió para hacerme feliz”. No me niego a nada de mis deseos carnales. Ofrendo a Dios lo que me sobra de mis presupuestos (Él no tiene necesidad) Todo lo que está cancelado, aún lo que haré mañana, Siguen diciendo. ¿..?

MALAQUÍAS 3:7-9 MALAQUÍAS 2:8-7 1° CORINTIOS 4:8