Leccion 22
Gracia

VIVIR EN LA GRACIA

LECTURA BÍBLICA: 1° CORINTIOS 15:9-11

TEXTO PARA MEMORIZAR: 1° TIMOTEO 1:16

Si alguien que eclipsa el vivir en la Gracia es el apóstol Pablo. Este con su notable intelecto, sus títulos, recibe al señor no sólo como sustituto de su pasado, sino como la transferencia, al identificarse con Él; La hez del mundo, la inmundicia de su vida; su orgullo farisáico, de una cruel brutalidad; incrédulo, aunque religioso, fue transformado de su profunda depravación, cuando dice “No soy yo, sino el pecado que mora en mi” Su posición y títulos, fueron contados como estiércol con tal de ganar a Cristo. Todo lo que llegó a ser sólo fue por Gracia. Edificó un imperio para Cristo, cambió el curso de la historia, sacudió los cimientos del imperio Romano; Fundó iglesias donde quiera que estuvo. El declarar “Soy deudor” ¿de qué? De la Gracia. Jamás halló mérito en sí mismo. Nunca se jactó de sus escritos como tampoco sacó currículum de fundador de iglesias. “Ya no vivo yo, Cristo la Gracia, vive en mí”.

1. SÓLO POR GRACIA

Soy lo que soy por la Gracia de Dios. ¡Qué afirmación más solemne! En esta época escuchamos decir: “Es mi intelecto, mi esfuerzo; son mis estudios, soy profesional”. Y el eco de Cristo suena “Recuerda de dónde has caído”. Pablo merecía morir, la Gracia le dio vida. Saulo de Tarso debió vivir los peores sufrimientos, pero Dios decidió que viviera tan sólo por Gracia.

ROMANOS 4:2–5 GÁLATAS 6:14-17 SAN LUCAS 23:41-43

2. SUBLIME GRACIA

Alguien puede entender esto, “Por siglo los cristianos hemos atesorado las cartas de Pablo”. Era asesino de cristianos. “Sublime Gracia del señor que a un infeliz salvo”. John Newton, ¿imagínese al capitán de un barco que vendía esclavos como animales en subastas?. Ya casi ciego a los ochenta y dos años escribe “Ya casi no tengo memoria, pero sí recuerdo dos cosas: que soy un gran pecador, y que Cristo es un gran salvador”.

HECHOS 9:1–6 HECHOS 18:27 FILEMÓN Vers. 15-18