Leccion 20
Gracia

LA LEY Y LA GRACIA

LECTURA BÍBLICA: ROMANOS 3:21-30

TEXTO PARA MEMORIZAR: ROMANOS 6:1-2

Dios en el Sinaí, parece decir “Honren mi nombre obedeciendo mi ley”. La ley pone frente a nuestros ojos las exigencias de una perfección, pero, negándonos todo mérito nuestro. Lo que hizo fue identificar las faltas, aumentando la culpa en la conciencia de nuestra maldad. La ley se introdujo para que el pecado abundase y es entonces cuando la Gracia nos saca de la esfera de la muerte que nos asediaba; proveyendo una justicia que el hombre jamás hubiera alcanzado. El pecado tiene un límite, la Gracia es ilimitada. El pecado no puede detener el flujo de la Gracia que brota del manantial de Dios. La Gracia sobreabunda donde abunda el pecado. En la cruz, Cristo hizo que la Gracia actuara abundantemente, elevando la moral de los hombres necesitados que acudan a ella. La ley descubre al trasgresor, la Gracia lo cubre en su manto impecable, la sangre de Cristo.

1. ¿QUÉ HACE LA LEY?

La ley era un pacto de obras; ésta decía: “Si obedeces recibirás”, Está envuelta en dos eventos. La obediencia, que significaba bendición y la desobediencia, que era recibir maldición. La ley no justifica; no da vida, trae muerte y condenación. La ley decía “Págame todo” la ley desahucia. La ley revela la condición pecaminosa. Cristo clavó sus ritos en la cruz.

ÉXODO 19:5-6 ROMANOS 7:7-8 GÁLATAS 3:24-25

2. ¿QUÉ HACE LA GRACIA?

La Gracia salva a los malos, La gracia cancela la deuda, diciendo: “No tienes que pagar la deuda”. La Gracia da la calidad de justo, te reconcilia, desarrolla la fe. La Gracia te da paciencia; te capacita para el sufrimiento, remueve al salvado. Su consumación es la gloria, nos hará semejantes a Él, nos hace dependiente de ella hasta la Segunda Venida de Cristo.

EFESIOS 2:4-9 ROMANOS 5:19 COLOSENSES 2:14