Leccion 1
Gracia

LA DISPENSACION DE LA GRACIA

LECTURA BÍBLICA: SAN JUAN 1:14-18

TEXTO PARA MEMORIZAR: TITO 2:11-12

Noé halló Gracia ante los ojos de Dios. La palabra gracia y sus derivados aparecen unas 200 veces en la Escritura. Esta dispensación está dirigida a la Iglesia, ya que, el mundo está bajo la conciencia y el gobierno humano. En la dispensación actual, “La Gracia”, la ley mosaica está cancelada respecto a su aplicación: la condición del hombre está dividida en dos clases. Pecadores salvos y pecadores perdidos. Al principio de esta dispensación sólo estaban los perdidos, fue entonces que el Maestro en su misión suprema, adquiere condición de pobre en la tierra abandonando sus riquezas del cielo, a fin de salvar al hombre. Desde el calvario al día del Pentecostés, cuando descendió el Espíritu Santo hasta el rapto de la Iglesia. Se le llama La Dispensación De La Gracia. El hombre en esta época es responsable de creer, ya que el hombre no se salva por sus obras, sino para obrar, como fruto de la fe en Cristo.

1. NO EXISTE SALVACIÓN POR LAS OBRAS

1. NO EXISTE SALVACIÓN POR LAS OBRAS El hombre en esta época es responsable de creer, ya que el hombre no se salva por sus obras, sino por la Gracia que es de Cristo. En la época en la cual el hombre se ha vuelto materialista, hedonista, pluralista, ambiguo, subjetivo, amador de sí mismo. Dios es tan solo un solucionador de problemas, fuente de prosperidad; se vive una creencia relativa; Se vive de espaldas a Dios. Grandes fundaciones de beneficencias como paliativos a la humanidad. Sin saber que están lejos de la Salvación.

SAN JUAN 3:17-18 EFESIOS 2:9 GÁLATAS 2:16

2. ¿QUÉ HARÁ EL MORALISTA Y EL RELIGIOSO?

En la nueva “cosmovisión” que algunos viven, Dios los entregará a sus propios juicios; moralistas y religiosos. Dios no quiere que el hombre se pierda y ha provisto la Salvación para ellos, enviando al Espíritu Santo al mundo para convencerlo de pecado, de justicia y de juicio. Vivimos en la Dispensación de la Gracia esperando la Segunda Venida de Cristo y poner fin a esta vida de pecado.

SAN JUAN 16:8-11 1° TIMOTEO 4:13 2° TIMOTEO 4:3-4