Lección 6
Ética y Conducta Cristiana

CONDUCTA E IDENTIDAD

LECTURA BÍBLICA: 1° PEDRO 2:9-10

TEXTO PARA MEMORIZAR: EFESIOS 2:1

¿QUIÉN SOY? Yo soy hijo de Dios. Soy un santo. Soy prisionero de Cristo. Soy ciudadano del cielo. Soy la expresión de la vida de Cristo. Soy una creación nueva. Soy miembro del cuerpo de Cristo. Soy hijo de luz. Soy nacido de Dios. Soy casa espiritual. Soy extranjero de este mundo. Soy sal de la tierra. Yo soy siervo de la justicia. Soy coheredero con Cristo. Soy templo de Dios. Soy nueva persona. Soy hechura de sus manos. Soy prisionero y esclavo de Cristo. Soy linaje escogido, real sacerdocio. Soy la obra manual de Dios, hechura de sus manos por gracia. Soy artesanía, labrado, y tallado de Dios. Soy hecho por el dedo de Dios. Soy el frente de su trabajo. Somos la nueva criatura espiritual. Él nos creó y nos salvó. Somos su hechura. Creados en Cristo para buenas obras. Dios nos volvió a crear de nuevo en Cristo, moralmente éramos depravados. Hemos sido creados de nuevo.

1. SOMOS LUZ DEL MUNDO

Representamos la claridad; en contraste con las tinieblas, que son la corrupción. Viajamos en línea recta. Somos la refractación de la gracia. El espejo del corazón de Cristo. Nuestro carácter refleja a Cristo, en amor, perdón y en Testimonio. Mi mirada tiene una sola dirección: Jesús. No tengo distracciones (lideres, músicos) la luz del Evangelio en alta definición es mi camino. Somos luz. En medio de tan densa noche en que está el mundo.

SAN MATEO 5:14 14 ECLESIASTÉS 2:13 1° JUAN 1:5

2. SOMOS SAL DE LA TIERRA

La sal es el más antiguo de los condimentos. Platón la llamó “cuerpo amado por los dioses” Fue un arma en la primera Guerra Mundial. Se dice que es nieve endurecida por el hielo durante años. Somos preservantes de la verdad en Cristo. La Iglesia es la esperanza de la humanidad. Si la Iglesia se corrompe, desvaneciéndose y rindiéndose a la furia del mundo, la humanidad perecerá. Si la sal, la Iglesia se rinde a estas culturas reinantes. ¿Qué será de los perdidos?

SAN MATEO 5:13 SAN MARCOS 9:50 COLOSENSES 4:6