Lección 25
Ética y Conducta Cristiana

ÉTICA DEL AMOR

LECTURA BÍBLICA: ROMANOS 12:9-21

TEXTO PARA MEMORIZAR: GALATAS 5:14-15

El origen del verdadero amor es divino, pese a que la maldad pareciera degradar este concepto. “Dios es amor” y como somos su imagen y semejanza tenemos la capacidad de amar. En el ser humano, se encuentran cuatro clases de amor: 1. EPITHYMIA: amor de concupiscencia, esto corresponde a los impulsos del instinto, se hallan en los deseos de la carne, especialmente la codicia, pretendiendo tener “un pasar sin sobresaltos”. 2. EROS: amor de posesión, es ordenado por Dios. Su abuso es conocido como pecados sexuales (fornicación, adulterio, sodomismo, corrupción inmoral). 3. PHILIA: amor de amistad entrañable (Jesús no rechazó tenerlo (Lázaro, María y Marta) Este tiene asiento en los instintos y las emociones. 4. ÁGAPE: Procede de Dios. Dios procede de la vida.“Yo soy la vida”, la verdadera vida. En él estaba la vida. El aspecto ético se manifiesta en su forma de influir, ya que lo colorea de bien y de valores, interviniendo en las decisiones y conducta.

1. CRISTIANISMO Y FAMILIA

La familia, como fenómeno social, se encuentra en todos los tiempos y en todas las culturas. La familia conyugal, compuesta por los padres e hijos(as) se constituye en la preservación de la humanidad. El cristianismo ha ejercido influencia en la familia cuando establece que “el matrimonio como una unión es uno e indisoluble”. Además, introduce exigencias que exaltan el ideal de castidad, prenupcial y nupcial, considerándola igual para el hombre y la mujer.

EFESIOS 5:22-23 CANTARES 1:13-14 CANTARES 4:1-7

2. DEBERES CONYUGALES

El mutuo amor, amándose como a su propia carne, con honor y respeto. Ella es vaso frágil, él es el sacerdote. Ellas están sujetas a su marido, él, a su Señor, ambos son responsables de la paternidad, considerando salud y economía. (Los hijos son bendición de Dios) no se debe descuidar el “hábito conyugal” disfrazado de una condición hipócrita, descuidando de este modo el aspecto sexual. La Iglesia no puede negar esta realidad. NO. Cada uno cumpla su rol, como la biblia lo establece.

ECLESIASTES 6:3 SALMOS 128:3 1° CORINTIOS 7:3-5