Lección 24
Ética y Conducta Cristiana

CONDUCTA FRENTE A LA BENDICIÓN

LECTURA BÍBLICA: SAN LUCAS 16:1-15

TEXTO PARA MEMORIZAR: ÉXODO 3:8

Si hay alguien que es sustentador ese es Dios, desde el Edén hasta estos días ha sido nuestro sustento. Dios le dijo a Moisés: “Te llevaré a una tierra que fluye leche y miel”. La bendición está relacionada con nuestro trabajo; los bienes no vienen de acciones mágicas. Nuestro país está bendecido, cuán largo es. La bendición verdadera es cuando hay sosiego en el alma. El afán de obtener más y más ha provocado una grieta moral y espiritual en el pueblo de Dios. Las posesiones tienen que estar reguladas por la palabra de Dios. Cuando el “tener” es una meta de vivir, nuestra fe se vuelve interesada, es decir, Dios se vuelve un “suple todo”. La bendición no causa división de clases, oscurantismo cristiano, desprecio por la casa de Dios. Abandono de los cultos, la bendición no permuta un paseo por una Escuela Dominical. La bendición verdadera no provoca maldición; no arruina el alma. La bendición es Gracia; es Dios. Ayer era pobre y miserable, y hoy, te sientas en la mesa del rey.

1. VITAMINA CONTAMÍNANTE

El dinero posee vitaminas contaminantes, arrastra, absorbe. El amor al dinero conduce a las prácticas más bajas. Destruye la dignidad, la honestidad. No podemos renunciar a este bien, pero jamás han de influir en mi conducta. El dinero debe estar en el lugar debido. Dios debe ser primero en todo; vivir bajo el consumismo, con la obtención de créditos fáciles es volverse esclavo, compulsivo de lo terrenal y descuidando el alma, el “bien” más caro nuestro.

PROVERBIOS 22:7 ROMANOS 13:8 SAN MATEO 6:31-33

2. ¿EL DINERO ES TU DIOS?

Los cristianos de hoy parecen haber copiado la conducta de Israel. Cuando estaban en libertad y bendición se apartaban de Dios. Hoy hay una Iglesia bendecida (vehículos, casas, bienes) pero lejos de Dios. Sin compromiso. Egoísta, Arrogante. El dinero es su dios. Una Iglesia vanidosa e idólatra. “Tú dices que eres rica, y no careces de nada”. Es un llamado a la realidad. El dinero es fabricante de antivalores (modas, consumismo, libertinajes) Dios nos guarde.

ECLESIASTÉS 15:10 APOCALIPSIS 3:17 1° TIMOTEO 6:10