Lección 21
Ética y Conducta Cristiana

ESTILO DE VIDA CRISTIANA CORRECTA

LECTURA BÍBLICA: EFESIOS 4:17-32

TEXTO PARA MEMORIZAR: 1° PEDRO 1:15

Los que formamos la Iglesia debiéramos manifestar una conducta o estilo de vida que evidencie que hemos sido transformados; debe existir una diferencia entre paganos y cristianos; entre una vida vieja y una vida nueva. Somos un pueblo llamado a cultivar la pureza del evangelio. Al momento de la conversión nos hemos despegado de nuestra antigua naturaleza, ahora nos corresponde vivir de acuerdo al traje de luz que nos puso Cristo: viviendo en justicia y Santidad, apartados de una vida desenfrenada producto de nuestra anterior condición. Frente al mundo tenemos que ser reconocidos como honestos, confiables, apartados de toda ira (trabajando con nuestras manos honradamente y contribuyendo a la comunidad) somos la imagen de Dios teniendo la capacidad de hablar, por lo tanto, nuestra boca debe ser para edificar y no dañar. En consecuencia nuestra conducta ha de ser semejante a la de Dios y Cristo, tal cual un niño imita a su padre.

1. PUREZA MORAL

La mente y el corazón en el hijo(a) de Dios han de guardarse puros; evitando todo lo que pueda contaminarlo. No podemos conformarnos a los valores propuestos por esta sociedad, que está corrompida por el pecado que está planeando dar el impacto final sobre el creyente y su mente; con mensajes subliminales, que traen en sus garras, ideas y valores contrarios a nuestra fe, envueltos tiernamente y causando heridas de muerte en el corazón de la Iglesia.

SALMOS 24:3-4 FILIPENSES 4:8 1° JUAN 3:3

2. ÉTICA Y VOCABULARIO

“De la abundancia del corazón habla la boca” y si hay un nuevo corazón debe haber un nuevo vocabulario. Todo lo que digamos debe ser edificante, con gracia, predominando la fe y desechando el viejo hombre. Hay pecados que cometemos con nuestra boca: chistes obscenos, ofensas, insultos, groserías, cuentos, descalificaciones, chismes, escarnios, burlas, etc. Siendo el resultado del desplome moral y espiritual. El vocabulario de hoy tanto en Adultos como niños es un deterioro de las buenas costumbres y de la pureza del Espíritu.

SALMOS 19:14 SAN LUCAS 6:43-45 COLOSENSES 3:8-9