Lección 17
Ética y Conducta Cristiana

CONDUCTA FRENTE AL ABORTO

LECTURA BÍBLICA: GÉNESIS 1:26-27

TEXTO PARA MEMORIZAR: JOB 12:10

En Grecia y la Roma antigua, permitían y aceptaban socialmente el aborto. El cristianismo influyó en la mundanalización del derecho. Los tratados a los derechos de la esclavitud y la pena de muerte, se contrastan con la pobreza irritante de África; mueren millones de hambre. Las Fabelas en Brasil intentan cubrirlas con espectáculos deportivos. Son atropellos a la creación de Dios. La pérdida al valor de la vida desde las prácticas más violentas (guerras, terrorismo, delincuencia) a lo más sutil y descarada: el aborto. El Estado dice ser el protector de la vida y acepta leyes inmorales y asesinas. La Iglesia dice ser guardadora de la verdad y calla, ante tal atrocidad. El Estado a través de sus ministerios propone políticas que ponen fin a seres y de este modo se favorece el desarrollo material de la nación.

1. MADRES E HIJO(A) SON SERES DISTINTOS

En el lenguaje corriente, aborto es la muerte del feto por su expulsión natural o provocada en cualquier momento de su vida intrauterino. El hijo(a) es un ser completo, distinto de su madre que se desarrolla y reacciona por su cuenta ¿Qué posición tenemos frente al drama más profundo de estos tiempos? Es un crimen. Sólo Dios tiene derecho a intervenir en esas vidas.

DEUTERONOMIO 5:17 SALMOS 139:16 2° CORINTIOS 5:19

2. ¿HIPOCRESÍA ESPIRITUAL O SILENCIO?

Las purezas del hedonismo, de esta sociedad que busca como sumo, el placer ha infectado a la Iglesia. Se escuchan voces “No hay Jeremías, Juan El Bautista”, Han sido abortados. ¿Dónde están las Déboras, las Noemí? Han sido abortadas. Sus gritos son acallados por el progreso material y cubiertos con un halo de hipocresía espiritual “Dios es sabio, me ha dado lo que ha querido ¿sí?”. O atendiendo a la voz del infierno, infierno que se suple con planeamientos, esterilizaciones o profilácticos. Seamos sinceros.

SALMOS 51:6 SALMOS 2:9-10 APOCALIPSIS 19:8